Tras un 2020 algo accidentado debido al efecto de la panda, las acerías europeas pronostican que en el primer semestre de 2021 tan solo se dará un incremento moderado de la producción de acero bruto, inferior a la recuperación de la demanda impulsada por los planes de estímulo económico de los Gobiernos.

En el momento actual se están volviendo a poner en marcha cuatro importantes altos hornos, mientras que otros tres van a desactivarse para llevar a cabo tareas de mantenimiento más entrado este año. Por tanto, es de esperar que continúe la falta de producción en algunas áreas, que ha llevado los precios de los productos de acero al nivel más alto de los últimos 13 años. Esta situación mantendrá la presión al alza sobre los precios mientras los plazos de entrega se amplían ya hasta el tercer trimestre.

La Asociación Mundial del Acero informa de que la Unión Europea produjo 138,8 M.Ton. de acero bruto en 2020, un 11,8% menos que un año antes, por lo que acumula ya tres años consecutivos de descensos desde el último máximo, los 169 M.Ton. registrados en 2017. Las fuentes de la industria no pronostican que la producción vuelva a los niveles de antes de la pandemia hasta como mínimo 2023. En cuanto a la demanda, está previsto que alcance de nuevo los niveles anteriores en 2022.

La asociación de las acerías europeas EUROFER pronostica que tan solo un 7,4% de los volúmenes de producción regional perdidos en 2020 se recuperarán en 2021, con un volumen de crecimiento adicional previsto del 4,1% en 2022. El consumo se recuperará más rápidamente, según EUROFER, con un aumento del 13,3% en 2021 y de otro 3,4% en 2022 tras disminuir un 13% el año pasado.

«Es probable que 2020 sea el peor año desde que hay registros, aun cuando el cuarto trimestre seguramente haya dejado cifras positivas», considera Axel Eggert, director general de EUROFER, en un informe publicado este mes. Eggert explica que el repunte en el tercer trimestre no bastó para compensar los resultados del primer semestre, excepcionalmente malos.

INFRASTRUCTURA

** La producción de acero en el área ampliada de Europa, que incluye a Rusia, la CEI y Turquía, concluyó 2020 con un volumen de 268,58 M.Ton., un 6% menos que a principios de 2019, según datos de la Asociación Mundial del Acero.

** La demanda en 2020 se vio muy afectada por las paradas de la producción en el sector automovilístico, que representa un 19% del consumo de acero. Sin embargo, para el cuarto trimestre

se había recuperado en gran medida, gracias en parte a las medidas de estímulo gubernamental a la producción de vehículos eléctricos.

** En la UE, el descenso de la producción de acero en el periodo previo a la pandemia se debió en parte a los elevados niveles de importaciones y a los cambios en la industria automovilística relacionados con el endurecimiento de la legislación sobre emisiones contaminantes.

** Los fondos de estímulo gubernamental que han recibido las economías regionales desde el tercer trimestre de 2020 han dado un impulso renovado tanto a la demanda como a los precios del acero después de la primera ola de la pandemia, lo que ha llevado a que se reactiven algunos altos hornos y hornos eléctricos de arco (HAE).

** La producción y la demanda de acero de la UE, según las previsiones, se van a beneficiar del plan de recuperación de 1,8 billones de euros (2,19 billones de dólares) que la Comisión Europea ha presentado para Europa tras la pandemia, con el que busca ayudar a las economías regionales y promover la descarbonización de la industria del acero.

** Alan Spence, analista de Jefferies International, estimaba a mediados de febrero que en la UE siguen desactivados en torno a 5 millones de toneladas de capacidad, si bien hasta un 80% de los casi 25 M.Ton. de capacidad de acero bruto que se pausaron debido a la pandemia del coronavirus en su punto álgido ya vuelven a estar en marcha actualmente.

** Rusia sigue siendo con diferencia el mayor productor de acero bruto de Europa, con 73,401 M.Ton. producidas en 2020, un 2,6% más que en 2019. La depreciación del rublo ha contribuido al aumento de las exportaciones de algunas empresas. La rusa MMK Magnitogorsk tiene previsto parar el alto horno n.º 9 en diciembre para un periodo de mantenimiento de 134 días.

** En 2020, Turquía superó por poco a Alemania para convertirse en el mayor productor de acero de Europa aparte de Rusia. La producción de Turquía en 2020 aumentó un 6% interanual hasta los 35,764 M.Ton., frente a los 35,658 M.Ton. de Alemania, que supusieron un descenso del 10% respecto a 2019.

** Las acerías de Turquía producen sobre todo en HAE, que, en función de las fluctuaciones de la demanda, resultan más fáciles de activar y desactivar que los altos hornos, que en ocasiones requieren hasta semanas de calentamiento y enfriamiento con un seguimiento muy estrecho para evitar posibles daños.

** Isdemir, principal acería integrada de Turquía, reactivó el alto horno n.º 2 en enero tras llevar a cabo trabajos de mantenimiento. Ahora, la empresa tiene en marcha tres de sus cuatro altos hornos.

FLUJOS COMERCIALES

** Tras la fuerte alza vista en 2017-18, las importaciones de acero llegadas a la UE llevan restringidas desde mediados de 2018 por un sistema de tres años de salvaguarda contra importaciones que expirará el 30 de junio. Las importaciones de acero al carbono disminuyeron un 15,4% interanual en 2020 hasta los 20 M.Ton., según informa EUROFER. Este volumen es casi un tercio inferior al máximo alcanzado en 2018, de 29,3 M.Ton.

** El descenso de las importaciones de la UE se debe en parte a que, en los últimos meses, China está atrayendo mayores volúmenes de importación de acero de terceros países para satisfacer la elevada demanda nacional de acero. El aumento de los precios del acero en el mercado internacional también ha hecho que las importaciones pierdan atractivo en el mercado de la UE.

** China se convirtió en 2020 en uno de los principales importadores de acero semiacabado. La acería rusa NLMK declaró en octubre de 2020 que, pese a que las tasas de flete a China se han incrementado 20-30 EUR/t en comparación con las tasas para enviar a Europa, pronostica que China recibirá un volumen de planchones de acero relativamente alto hasta el mes de abril.

** Las acerías de Turquía pronostican que sus exportaciones aumentarán un 10% interanual hasta los 23 M.Ton. en 2021, tras el descenso del 2,8% hasta los 20,6 M.Ton. en 2020.

** Las acerías turcas siguen diversificando sus operaciones de exportación para adaptarse a las barreras comerciales en los principales destinos de exportación, incluidos la UE y Estados Unidos. En 2020, las acerías del país enviaron mercancía a 197 países, según la Asociación de Exportadores de Acero de Turquía (CIB).

** Adnan Aslan, presidente de la CIB, cree que 2021 será un año «muy positivo», aun cuando las exportaciones a la UE y Estados Unidos siguen siendo escasas. «Turquía ha comenzado a dominar los mercados de África, Extremo Oriente y Sudamérica en los últimos tres años, después de la retirada de China de estos mercados», explica.

** Las importaciones rusas fueron la segunda mayor fuente de bobina laminada en caliente (BLC) importada a la UE entre enero y noviembre de 2020, con 1,27 M.Ton. El primer lugar lo ocuparon las importaciones de origen turco, con 1,64 M.Ton. La Comisión Europea anunció a principios de este año un arancel antidumping provisional del 4,8-7,6% a las importaciones de BLC de origen turco.

** El uso de chatarra férrea disminuyó un 10,5% interanual en el primer semestre hasta los 209,83 M.Ton. debido al descenso de la demanda y la recogida de material y las restricciones al flete durante

los periodos de confinamiento del coronavirus, según informa la Oficina de Reciclaje Internacional (BIR). Esta situación ha llevado a distorsiones del mercado como el incremento por parte de Rusia del arancel a las exportaciones de chatarra y la prohibición temporal de las exportaciones en Sudáfrica. China reanudó las importaciones de chatarra férrea el 1 de enero tras años de barreras arancelarias.

PRECIOS

** Desde finales de 2020, los precios del acero muestran una pronunciada tendencia al alza debida a la escasez de material a medida que la demanda repunta, en particular la de productos de bobina en algunas partes de la UE, a lo que han venido a añadirse los atascos logísticos y las duras condiciones meteorológicas en Alemania.

** Los precios EXW Ruhr de S&P Global Platts de la BLC del norte de Europa han alcanzado una media de 710 EUR/t desde principios de enero, con un aumento de más del 70% en los últimos seis meses, mientras la producción sigue llevando retraso y en un contexto de fuerte aumento de los costes de las materias primas como el mineral de hierro, que se sitúan en torno a los máximos de los últimos nueve años. La evaluación de Platts de la BLC del norte de Europa alcanzó el 24 de febrero los 730 EUR/t, por lo que se mantiene al máximo de 13 años.

** En cuanto a los productos largos, la evaluación de Platts del precio FOB de la varilla para exportar de Turquía se situó en 640 USD/t esta semana, un 45% por encima del nivel de hace un año. Aunque los valores en dólares han disminuido durante el último año y son el motivo de parte del aumento de los precios en dólares, los elevados precios de la varilla también reflejan la mejora de la demanda de la industria de la construcción en muchas naciones, así como el reciente aumento de los precios de la chatarra.

** La evaluación de Platts de la chatarra HMS 1/2 (80:20) para importar a Turquía, principal materia prima para los productos largos de acero, alcanzó los 482,50 USD/t el 4 de enero. Este es el valor más alto desde el fuerte aumento de los precios de las materias primas visto a principios de 2011 y supone mucha presión sobre los márgenes de las acerías pese al aumento de los precios de los productos acabados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad