Las acerías deberán centrarse en la descarbonización de la producción de acero en altos hornos a corto y medio plazo, ya que la viabilidad de la producción de acero a base de hidrógeno aún puede tardar entre 20 y 30 años, declaró el 7 de octubre Mike Henry, director general de BHP, la mayor empresa minera del mundo, y también productora de acero.

Un factor importante que hay que tener en cuenta es que a muchos de los principales altos hornos del mundo, incluidos los de China e India, aún les quedan entre 20 y 30 años de vida útil, manifestó Henry durante una entrevista en la Cumbre Minera del Financial Times, un evento principalmente virtual.

La industria debe tener en cuenta el «capital irrecuperable» de esos altos hornos, manifestó Henry. «En lo que respecta al ámbito económico, resultará un desafío importante…. para que se dé un cambio rápido al hidrógeno», indicó, añadiendo que BHP espera que la incursión del hidrógeno «sea mayor dentro de dos o tres décadas».

«El hidrógeno tendrá su momento, pero tardará en llegar, dada la economía actual… y la enorme cantidad de capital necesario para desarrollar hierro de reducción directa (HRD) verde», manifestó Henry. La descarbonización de toda la industria siderúrgica mundial con hierro de reducción directa a base de hidrógeno verde podría costar «muchos cientos de miles de millones de dólares».

El hidrógeno verde se produce utilizando energía renovable para electrolizar el agua y actualmente se considera un proceso caro debido a los altos costes de la energía renovable.

A corto plazo, los productores de acero tienen que pasar a una fabricación de acero en altos hornos más eficiente, utilizando carbón duro coquizable de mayor calidad, inyectando hidrógeno directamente en el alto horno, lo que supone un paso menos que el uso de hierro de reducción directa con hidrógeno, y con miras al uso de mineral de hierro de mayor calidad, señaló.

La propia BHP no se ve como un importante productor de HRD verde a partir de hidrógeno, aclaró Henry.

Debido a los retos de la descarbonización de la industria siderúrgica, la colaboración es clave entre los productores de hierro y carbón metalúrgico y sus clientes. Por ello, BHP ha establecido en el último año tres importantes acuerdos con los grupos siderúrgicos chinos Baowu y HBIS y con la japonesa JFE, afirmó Henry. Trabajarán en la reducción de las emisiones de alcance 1 y 2 de los fabricantes de acero y de las emisiones de alcance 3 de BHP, prosiguió Henry.

La propia BHP invertirá entre 2.000-4.000 millones de dólares para cumplir su objetivo de reducir sus emisiones un 30% para 2030, señaló. También se ha fijado el objetivo de llegar a cero emisiones netas de alcance 3 en el transporte marítimo en este momento.

Anglo valora como positivo el debate «maduro» sobre el carbón

Mark Cutifani, director general de la minera Anglo American, manifestó en el evento del Financial Times que el acero tiene un papel «absolutamente crítico» en la descarbonización del mundo, ya que se utiliza como materia prima para los vehículos y en las instalaciones de energía renovable. Señaló que, incluso utilizando carbón coquizable, el acero puede producirse ahora de forma neutra en cuanto a emisiones de carbono utilizando créditos de carbono.

Además, «necesitamos mineral de hierro de alta calidad para poder producir acero con un 20-30% menos de emisiones», indicó.

El ejecutivo de Anglo consideró «muy positivo» el «debate más maduro» que ha surgido recientemente sobre el uso del carbón coquizable en la fabricación de acero. Anglo ha escindido o vendido sus negocios de carbón térmico y está realizando una eliminación responsable del carbón, aseguró.

Sin embargo, Anglo sigue siendo el tercer exportador mundial de carbón metalúrgico para la producción de acero, con clientes en Asia, Europa y Sudamérica.

«Nos gustaría llevar el carbón metalúrgico hasta 2035, cuando se produzca el cambio natural al hidrógeno… Será en 2040 cuando el hidrógeno empiece a marcar una gran diferencia en el acero», afirmó Cutifani.

FMG apuesta por el hidrógeno verde

El director general y consejero delegado de Rio Tinto, Jakob Stausholm, manifestó en el evento que considera que la descarbonización del acero es «uno de los mayores retos del mundo» y que el desarrollo del enorme yacimiento de mineral de hierro de alta calidad de Simandou, en Guinea, del que Rio Tinto es accionista, podría suponer una importante contribución en este sentido.

Andrew Forrest, presidente de Fortescue Metals Group, cuarto productor mundial de mineral de hierro, señaló que todas las acerías se enfrentan ahora a la fuerte presión de la descarbonización. «La industria siderúrgica que emite grandes cantidades de carbono no existirá después de 2050», señaló Forrest en el evento.

FMG cree que la captura y el almacenamiento de carbono no es una forma eficiente de descarbonización para las acerías, «ya que no puede gestionar ni el 5% de lo que necesitamos».

FMG está invirtiendo significativamente en la producción de hidrógeno verde y, a través de Fortescue Future Industries, planea producir 15 M.Ton. anuales de hidrógeno verde para 2030 y 50 M.Ton. anuales después. La compañía ya ha asegurado fuentes de energía renovables, incluso en África, indicó Forrest.

Esto ayudará a la compañía en su intento de lograr cero emisiones netas de alcance 3 para 2040, un «objetivo líder en la industria» que se ha anunciado esta semana, manifestó el ejecutivo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad